Entre las décadas del 1790 y 1860, el agua fue la fuente de energía con la cual funcionaban las fábricas textiles de Connecticut. Sin embargo, en la década del 1870, los dueños de las fábricas textiles comenzaron a instalar motores de vapor para hacer funcionar sus máquinas. Por la década del 1950, los dueños de fábricas comenzaron a usar motores eléctricos. La Willimantic Linen Company fue pionera en el desarrollo de la fuerza motriz eléctrica. En 1879, la compañía instaló alumbrado eléctrico en su inmensa fábrica de piedra Número 2. Al año siguiente, en 1880, la compañía contrató a Thomas Edison para que viniera a Willimantic e instalara bombillas incandescentes, las cuales habían sido inventadas el año anterior. La fábrica Número 2 es probablemente la primera que fue encendida con ese tipo de bombilla. 

La máquina de metal y madera frente a usted es un telar industrial utilizado para tejer ropa. Fue manufacturado en Inglaterra cerca del 1890 por la Compañía Knightly, y probablemente fue propulsada por vapor. Ni la Willimantic Linen Company ni la American Thread Company tejían ropa—ellas solo producían hilo. Pero muchas fábricas en Connecticut producían ropa, incluida la inmensa fábrica de algodón Ponemah en Taftville, la extensa fábrica de seda Cheney Brothers en Manchester, y otras fábricas textiles en Baltic, Plainfied, Danielson, Stafford Springs, y Willimantic, entre otros lugares. El telar de la compañía Knightly es un préstamo de la Universidad de Connecticut.

%d bloggers like this: